4 trucos para relajarse

Los nervios y el estrés están a la orden del día en la vida ajetreada y acelerada de la mayoría de personas, las responsabilidades y obligaciones a las que estamos sometidos nos acaban pasando factura, no sólo a nivel mental sino hasta físico. Es importante, incluso imprescindible que encontremos el modo de evitar que las tensiones nos sobrecarguen y así ahorrarnos los problemas que puede acarrear el estrés a largo plazo (contracturas musculares, ansiedad, incluso problemas cardiovasculares…)

Por eso, hoy os proponemos cuatro trucos prácticos que os ayudarán a aprender a relajaros y así sentiros mejor.

  1. Realizar ejercicio habitualmente

    El ejercicio físico moderado es un gran atenuador del estrés, múltiples estudios respaldan esta teoría desde hace años y se trata de algo biológico, pues practicar ejercicio habitualmente implica la liberación de endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad, que hacen que sintamos calma, bienestar y relax. Las endorfinas, además, reducen el dolor y los sentimientos de tristeza. Por lo tanto, esto contribuye a la mejora de los síntomas de estrés. Otra de las razones por las que el deporte practicado de forma habitual ayuda a combatir los nervios y el estrés es que hace que despejemos la mente de nuestras preocupaciones cotidianas concentrándonos en el ejercicio en sí. La elección de un deporte u otro ya varía a gusto del consumidor, dependiendo de la personalidad de cada uno, de su gusto por prácticas en equipo o en solitario y de su afición a realizar deportes.

 

    1. Respirar correctamente

      En Yoga la respiración es la fuerza vital, utilizada como la herramienta principal para relajar cuerpo y mente, cuando estamos tensos retenemos más aire inconscientemente, lo que produce malestar. En el momento en el que nos demos cuenta de ello hemos de tratar de relajar la mandíbula y las manos, dejar caer los hombros y realizar respiraciones profundas, inhalando y exhalando conscientemente.

  1. Descansar correctamente

    Sabemos que con esto no descubrimos las Américas pero es fundamental que el cuerpo descanse sobre todo tras someterlo a cansancio físico y mental. Ser responsables con la higiene del sueño nos ayudará a controlar nuestras emociones de forma más equilibrada.

  2. Apagar los dispositivos electrónicos

    Aunque sea simplemente un gesto simbólico de un par de minutos, apagar smartphones, ordenadores y televisión nos ayudará a sentirnos un poco más libres en este mundo donde siempre estamos conectados. Por otro lado, es importante desconectar las pantallas un rato antes de irnos a dormir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *